Higiene ambiental
Prestamos atención al medio ambiente.

La higiene tiene que ver con la salud, se trata de nosotros, las personas: sostenibilidad y constancia durante generaciones. Por eso, está claro que la higiene ambiental forma parte de ella.

Efi ciencia energética y energías renovables

Hagleitner concentra su competencia en la sede central de Zell am See; transportar cosas de un centro de producción a otro no es necesario. Tres áreas de producción se encuentran puerta a puerta; la planta de higiene y desinfección, la de procesamiento de papel y la de dispensadores de higiene.

Más de 800 módulos fotovoltaicos cubren el techo y, cuando brilla el sol en verano, cubren también más de un tercio de la propia demanda de energía. Una fuente enfría el molde de inyección cuando la pieza del dispensador adquiere su forma; el calor allí generado, sirve para calentar nuevamente.

Higiene Greenovative

La higiene ambiental tiene muchas caras: la mazorca de maíz se tritura, los huesos de oliva se muelen; en ambos casos sin tecnología genética y en ambos se sustituye el microplástico como añadido cosmético.

La higiene ambiental no se detiene en ningún lado, lo que se demuestra, p. ej., en la higiene de superficies: al menos un producto por cada campo de aplicación lleva la EU Ecolabel: desde el detergente de sanitarios, pasando por el limpiacristales y el detergente de cocinas, hasta llegar al multiusos.

La higiene ambiental y la innovación son interdependientes: la tecnología de dosificación, p. ej., prepara el detergente in situ, lo que reduce hasta en un 80 por ciento la carga de agua en el bidón. menos agua significa menos peso en las carreteras, los trenes y los aviones; las emisiones de CO2 se minimizan.

Con el papel higiénico no es distinto: el rollo está especialmente enrollado de forma comprimida y alrededor de una delgada varilla. Ello permite cuatro veces más hojas de lo usual sin afectar al diámetro en su totalidad. Las varillas en el centro son de plástico reciclado; se devuelven a Hagleitner y allí se reciclan.

Lo digital se une a lo sostenible

Con el recorrido del servicio técnico hasta el dispensador de higiene no es distinto: el dispositivo informa sobre la necesidad de mantenimiento de forma digital mediante el móvil; los viajes en vacío desaparecen. A propósito del dispensador de higiene: como fuente de energía se dispone desde 2020 de la batería que introdujo Hagleitner: una primicia mundial en el mercado de la higiene profesional.

Como alternativa existe la fuente de alimentación. Y también la energyBOX, que concentra la potencia de la batería y está fabricada con plástico reciclado. Al final de su vida útil, Hagleitner recibe igualmente la energyBOX en devolución y la introduce en el circuito de reciclaje que, así, se cierra.

Hacerse pequeña

La recarga del dispensador de higiene se encuentra en la vacuumBAG patentada, cuyo contenido se vacía casi hasta el último resto; lo único que queda son unos pocos micrómetros: el revestimiento exterior del embalaje. Así, en un contenedor de residuos estándar entra más de un millón de vacuumBAG.

Hagleitner ha excluido el NTA, el EDTA y los fosfatos de todos los productos de dosificación; en su lugar, ha introducido sustancias que no hacen ningún daño.

Higiénico y ecológico

Hagleitner ha creado una alternativa al papel higiénico húmedo: humedecer el papel higiénico; es higiénico y preserva el medio ambiente. La espuma viene en el papel higiénico clásico; no contiene microplástico y se desecha sin inconvenientes por el retrete.

El sello de calidad FSC® se orienta por criterios que garantizan una explotación forestal responsable. Por eso, preste atención a productos con certificación FSC®.

Certificados y distinciones.